Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y personalizar y analizar su navegación. Si continúa navegando, acepta su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.

“La Lectura Fácil es la puerta del acceso significativo a la información”

Gloria Pérez-Salmerón, presidenta de la IFLA (Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones Bibliotecarias) y de FESABID (Federación Española de Sociedades de Archivística, Biblioteconomía, Documentación y Museística), inaugura la campaña Motivos de ser de la Lectura Fácil. Esta campaña forma parte de los actos de conmemoración de los 15 años de la Asociación Lectura Fácil.

El año 1997 la IFLA publicó las primeras directrices de Lectura Fácil, y las ha actualizado periódicamente. La ALF las ha traducido, y las aplica a todos los libros y documentos que adapta y valida con el sello LF.

 

Según Gloria Pérez-Salmerón:

“La Lectura Fácil es la puerta del acceso significativo a la información
Las bibliotecas construyen cohesión social y son los servicios básicos de proximidad para garantizar que nadie se queda por detrás en aspectos relacionados con los derechos fundamentales de las personas.

Uno de estos derechos es la educación, y para facilitar este derecho los bibliotecarios y otros profesionales que trabajan en las bibliotecas, debemos asegurar el acceso a la información. Aún más, los bibliotecarios tenemos una alta responsabilidad en asegurar un acceso significativo a la información para la ciudadanía a la que servimos.

Para conseguir este acceso significativo a la información entre otras cosas, debemos desarrollar las colecciones de las bibliotecas con documentos de Lectura Fácil para todas las edades, para los grupos minoritarios y para la sociedad en general. Además, debemos programar cursos para facilitar las competencias lectoras necesarias para que todas las personas entiendan lo que están leyendo y de esta manera lleguen al conocimiento.

Entender lo que se lee es básico para saber cómo escoger y decidir lo que se quiere. Y saber lo que se quiere es esencial para conseguir el derecho a participar en la vida cultural, científica y publica de la sociedad.

Si queremos construir un mundo mejor de acuerdo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y conseguir la alfabetización universal que establece la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, necesitamos más que nunca que las bibliotecas sumen el valor añadido que la Lectura Fácil aporta.

Mi agradecimiento a la Asociación Lectura Fácil, pionera en España en utilizar los criterios de lectura Fácil de la IFLA, que con su actividad durante los últimos 15 años ha contribuido al desarrollo de muchas personas, conectándolas directamente al conocimiento. Muchas gracias a las pioneras Carme Mayol y Eugènia Salvador, por identificar la necesidad social de fomentar las acciones relacionadas con al LF. Y mi apoyo a Aurora Vall y a la Junta de la ALF, continuadoras de esta gran iniciativa que contribuye al desarrollo social y sostenible."

Publicado el 15 de Enero de 2018

Website diseñado por Ivan Diaz